Nieve y Protección Solar: Surfeando bajo el sol en alta montaña.

En esta entrada os contamos la necesaria relación de amistad existente entre la práctica de los deportes de nieve y la protección solar.

Durante el invierno, muchos de los practicantes de surf nos desplazamos a la montaña. Buscamos experiencias, diversión y emociones que nos hacen disfrutar de la naturaleza de una forma parecida a la que nos ofrece el océano. Algunos de esos deportes son el ski y el snowboard.

Muchos de vosotros os encontraréis en algún momento de este invierno en la cima de alguna montaña preparando un magnífico descenso con vuestras tablas de snowboard. Pero, ¿es necesario protegerse del sol en alta montaña? ¿es necesaria la protección solar en la nieve?

¡Absolutamente!

Aquí os contamos por qué:

En primer lugar, la radiación ultravioleta (UV) en altitudes elevadas es significativamente más intensa debido a la menor filtración atmosférica. A mayor altitud exuste mayor intensidad de los rayos UV. Además, la presencia de nieve aumenta la reflectividad, generando una mayor exposición a los rayos del sol, como así lo señala entre otros muchos el estudio realizado por el NIWA (National Institute for water and Atmospheric Research) de Nueva Zelanda. La aplicación de protector solar es esencial para mitigar los efectos adversos en la piel y prevenir daños a largo plazo. Si no queremos regresar al final del día como una langosta achicharrada, necesitamos protegernos de los rayos UV con un protector solar.

Hemos diseñado nuestra fórmula de Protección solar HIPPY CREAM 30g. THE ORIGINAL SPF50+ para que sea cómoda y limpia también cuando nos vamos a hacer snowboard.

Las gafas de sol, además de ser un accesorio que confiere estilo, cumplen una función crucial al proteger los ojos de la intensa radiación solar y reducir el riesgo de sufrir daños oculares causados por el reflejo de los rayos solares en la nieve.

No debemos de olvidar que la nieve actúa, junto a la superficie de los océanos, como uno de los más grandes espejos que hay sobre el planeta y que intensifica la capacidad de los rayos solares de producir quemaduras. Con el frío y la baja temperatura es posible que ni te des cuenta de que te estés quemando. La aplicación regular de un protector solar con un alto factor de protección es fundamental para preservar la salud de la piel y prevenir quemaduras solares, prevenir el envejecimiento prematuro de la piel y reduce la probabilidad de desarrollar enfermedades de la piel relacionadas con la exposición solar.

En resumen, para estos días, adoptar medidas como por ejemplo mantener la piel lo más hidratada posible, fresca y suave con un Protector solar con un SPF 50+ y usar gafas de sol de calidad, y beber agua frecuentemente para mantener la hidratación corporal son una estrategia esencial para salvaguardar la salud dermatológica a largo plazo.

La conciencia sobre la protección solar se convierte en una prioridad ineludible para garantizar una participación segura y saludable en actividades al aire libre.

Aventura, diversión y estilo sí! pero asegúrate de mantener tu piel protegida e hidratada mientras surfeas las cumbres bajo el sol en alta montaña.

 

HIPPY CREAM CO.